ALBARICOQUERO

Prunus armeniaca

CLASIFICACIÓN

  • Árbol perteneciente a la familia de las Rosáceas y al género Prunus.

  • Las Rosáceas comprenden 85 géneros y 2000 especies. Es una familia que se encuentra en todo el mundo, pero sobre todo, en las regiones templadas del hemisferio norte. Son árboles, arbustos, plantas herbáceas y raramente lianas. A pesar de ser una "familia natural", su clasificación es complicada y en algunos casos no hay consenso. Forman parte de esta familia el acerolo, el majuelo o espino blanco, el membrillero, el níspero, la fresa, el manzano, el albaricoquero, el cerezo, la guinda, el ciruelo, el almendro, el melocotonero, el endrino, el peral, el escaramujo, el rosal de Damasco, la mora, la frambuesa y la pimpinela, entre otros.

  • El género Prunus comprende más de 200 especies como el albaricoquero, el cerezo, el almendro, las endrinas, el melocotonero o el ciruelo.

  • El albaricoque es el fruto del albaricoquero o Prunus armeniaca. Esta especie puede medir de 3 10 m de altura y cuenta con numerosos cultivares que varían mucho de una región a otra. En España se cultivan especialmente los Canino, los de Nancy y los de Toledo (o de almendra dulce). Sus flores aparecen en primavera, antes que las hojas, y se asemejan a las de los almendros o ciruelos.

CULTIVO

Al tratarse de un árbol que florece muy temprano es muy susceptible a las últimas heladas de invierno. También exige calor estival para la completa madurez de la fruta y es bastante resistente a la sequía.

La fecha de cosecha se determina por los cambios en el color de fondo de la fruta, de verde a amarillo. El color exacto depende del cultivar. Se deben recoger cuando aún están firmes, debido a que son muy susceptibles al magullamiento cuando se ablandan.

HISTORIA

El origen del albaricoquero se sitúa en las montañas del norte y del noreste de China. Esta especie se cultiva en este país desde al menos 2000 años a.C. Su expansión hacia el oeste fue tardía. Se cree que llegó a Irán por la ruta de la seda en el siglo II o I a.C., para alcanzar posteriormente Armenia (de ahí su nombre científico) y luego Roma.

 Todo parece indicar que en Europa el albaricoquero se mantuvo mucho tiempo como una especie menor, tan solo cultivada en la cuenca mediterránea. Muestra de ello es que los autores de la Edad Media no lo citan y no es hasta el 1600 cuando se encuentran textos europeos en el que es mencionado.

El mundo musulman, por el contrario,  se benefició rápidamente de esta novedad procedente de Asia.

En América su cultivo se extendió en el siglo XVIII, en California, gracias a las introducciones de la especie efectuadas por los españoles en México.

La mayoría de lenguas occidentales usan términos que proceden del árabe hispánico al-barqüq que a su vez procede del griego brekokkia, Ejemplo de ello es el español albaricoque, el italiano albicocca o el francés apricot.

 

USOS

El albaricoque debe ser recogido en su madurez para obtener así un sabor y textura óptimas, sin embargo su conservación es breve y, al ablandarse con rapidez, se daña fácilmente por efecto de golpes o compresiones. Estas características hacen de él un fruto fresco poco adaptado a la distribución.

Por ello, a menudo el albaricoque ha sido, y sigue siendo, secado en dos mitades. Son los llamados orejones. De hecho, este es su uso principal en Asia central, constituyendo así una reserva importante de comida para el invierno.

La mermelada de albaricoque es una de las más comunes. Por otra parte, debido a su elevada composición en materia seca, no es muy apto para la elaboración de zumos, pero la industria prepara con él néctar, añadiéndole agua y azúcar.

En la cocina árabe e iraní, el albaricoque se usa con frecuencia para preparaciones con carne.

En China y Asia central, algunas variedades se cultivan por su almendra. En Asia central se extrae de ella aceite alimentario y la industria en general la usa para producir esencia de almendra amarga.

Por último, tanto el albaricoque como su almendra sirven para elaborar bebidas alcohólicas como el Marillenbrandy en Austria o el amaretto en Italia.

ECONOMÍA

El principal productor de albaricoques es Turquía, seguido por Irán, Ouzbekistán, Algeria e Italia entre otros.