LECHUGA

Lactuca sativa

CLASIFICACIÓN

  • Planta herbácea perteneciente a la familia de las Compuestas y al género Lactuca.

  • Las Compuestas comprenden 1620 géneros y 24000 especies. Es una de las familias vegetales más importantes. Su rasgo más característico es la inflorescencia constituida de numerosas flores individuales que forman un capítulo, el cual suele percibirse popularmente como una sola flor. Esta característica es la que da nombre a la familia de las Compuestas, que es el nombre que le dieron los botánicos antes de la Edad Moderna y que persiste junto con su sinónimo más reciente de Asteraceae. La familia es cosmopolita, sólo ausente en la Antártida y poco frecuente en los bosques tropicales húmedos. Encontramos diversos tipos biológicos, desde plantas herbáceas a grandes árboles pasando por arbustos, entre los que podemos citar a la bardana, el ajenjo, el estragón, la artemisa, la caléndula, la manzanilla, la achicoria, la endibia, el cardo, la alcachofa, el girasol, las lechugas, la estevia o el diente de león, entre otras.

  • El género Lactuca comprende 60 especies del hemisferio norte y de África tropical y austral. Son plantas herbáceas anuales, bianuales o perennes, que contienen látex y un tallo erecto y ramificado.

  • La Lactuca sativa es una planta anual o bianual que puede alcanzar 1 m de altura y que incluye variedades diferentes: las romanas, las acogolladas (tipo Batavia, Trocadero o Iceberg), las de hojas sueltas y la lechuga espárrago (cultivada especialmente en China y la India).

CULTIVO

La lechuga exige que haya diferencia de temperaturas entre el día y la noche y resiste peor las temperaturas elevadas que las bajas, ya que como temperatura máxima puede soportar hasta los 30 ºC y como mínima temperaturas de hasta –6 ºC. Es muy sensible a la falta de humedad y soporta mal un periodo de sequía, aunque sea muy breve. Combinando las distintas variedades se puede tener cosecha durante todo el año. Hay que evitar el proceso de espigado o subida a flor (salvo para la obtención de semillas), porque las hojas empiezan a amargar y endurecerse. Se trata de un cultivo rápido, dependiendo de la época del año su ciclo es de unos 60-90 días.

HISTORIA

La lechuga cultivada forma parte de un grupo de diferentes especies de Lactuca originarias de la cuenca mediterránea y que se pueden cruzar entre ellas. Los primeros indicios de su domesticación provienen de las pinturas de algunas tumbas egipcias del 2500 a.C. Parece que la lechuga podría haber sido domesticada como planta oleaginosa, ya que con sus semillas se produce un aceite alimentario. En la antigüedad greco-romana también se conocía esta verdura y el nombre de lactuca, del latín, hace referencia al látex blanco que producen y que debía darse en mayor cantidad que en los cultivares modernos.

La difusión de la lechuga hacia el este, según Heródoto, se dio ya en el 660 a.C. y en China entre el siglo V y VII. A Europa llega con el Imperio romano, aunque el número de cultivares se mantiene muy reducido hasta el siglo XVII, época en la que Francia, los Países Bajos e Inglaterra aumentan la gama. En América, la lechuga fue introducida muy pronto por los Europeos, a finales del siglo XV, sin embargo en Estados-Unidos la producción primero se limitó a los huertos familiares y mercados locales, antes de convertirse en una producción industrial con la lechuga iceberg al principio del siglo XX.

USOS

La lechuga es la principal especie que se consume cruda, en ensalada, hasta tal punto que en ocasiones el término ensalada se usa como sinónimo de lechuga. También se puede consumir cocida, aunque este uso se está perdiendo. 

ECONOMÍA

La FAO agrupa lechugas, endivias y escarolas y ofrece así los datos de su producción en un mismo bloque. Teniendo en cuenta este hecho, China es el mayor productor mundial, seguido por Estados Unidos y la India. En la Unión Europea, España se sitúa en primer lugar seguida, con mucha diferencia, por Italia.