PALMERA DATILERA

Phoenix dactylifera

CLASIFICACIÓN

  • Planta perteneciente a la familia de las Palmeras y al género Phoenix.

  • La familia de las Palmae o Arecaceae incluye 185 géneros y 2385 especies repartidas por todas las regiones tropicales y subtropicales. Algunas pocas especies se encuentran en el Mediterráneo o incluso en el Himalaya a 2400 m de altura. El número de especies es muy elevado en Asia y en Oceanía, menor en América y aún menor en África. La mayor parte de las palmeras son árboles de tronco único que no se ensancha a medida que la planta crece y que presenta cicatrices circulares. Existen también especies de pequeño tamaño y herbáceas. Se trata de una de las familias vegetales más útiles para el hombre y la misma especie puede combinar múltiples usos. Los usos alimentarios van más allá del consumo de sus frutos y otras partes de la planta, también sirven para elaborar azúcar, sagú, vinagre y vinos de palma, entre otros. Los usos técnicos también son abundantes. Los tallos sirven para crear mobiliario y cestería, los troncos y palmas para la construcción y las fibras de las hojas para producir rafia natural, cepillos, escobas, etc.

  • El género Phoenix comprende 12 especies de palmeras de las regiones tropicales y subtropicales del Viejo Mundo. El fruto es una baya alargada que contiene una semilla caracterizada por un surco central. En Europa, recientemente se ha descrito una palmera enana endémica de Creta y del suroeste de Turquía. Existe también una especie originaria de las Islas Canarias, que ha sido plantada como ornamental en numerosas zonas de la cuenca mediterránea.

  • La especie Phoenix dactylifera es una palmera de tronco único que puede llegar a los 25 m de altura. Un racimo de dátiles pesa unos 10 Kg y contiene unos 1000 dátiles. Éstos se clasifican comercialmente en blandos, semiblandos o semisecos y secos. Dichas características dependen del clima y de la época de recolección. Los cultivares más conocidos internacionalmente son el Deglet Nur o Deglet Nour, que significa dátiles de luz, originario de Túnez y el Medjul, que significa desconocido. 

 

CULTIVO

La palmera datilera es la especie frutal que mayores diferencias climáticas tolera, pero a la vez es la más exigente respecto a ellas para un adecuado desarrollo y fructificación. A nivel térmico, la planta puede soportar temperaturas inferiores a -5ºC, pero requiere un promedio de 30ºC para la maduración óptima de sus frutos.

De hecho, su producción comercial se encuentra limitada a aquellas áreas de clima cálido que cuentan con una humedad continuamente baja durante la época de maduración del fruto.

Las variedades precoces pueden empezar a fructificar a partir del segundo o tercer año después del trasplante, aunque las cosechas importantes se obtienen entre el quinto y el octavo año. 

En los mercados podemos encontrar dátiles todo el año pero la temporada del dátil para su consumo fresco se encuentra entre los meses de octubre a enero. Sin embargo, debido a su alto contenido en azúcar, su conservación tras el secado se extiende a lo largo de los meses.

 

HISTORIA

La palmera datilera se extiende por las regiones cálidas subdesérticas desde África del Norte a la península arábiga y las zonas costeras de Somalia y Pakistán. El origen de la especie es muy controvertido. Existen poblaciones silvestres, de dátiles más pequeños y menos carnosos, en el sur de Oriente Próximo, en Baluchistán (Pakistán), el norte de la península arábiga y el nordeste del Sahara. Es probable que la domesticación tuviera lugar en estas zonas.

Los restos arqueológicos del 6º y 5º milenio a. C. son de dátiles silvestres. Los primeros restos de dátiles cultivados son del 4000 a. C. en la Baja Mesopotamia y en Egipto aparecen hacia el 2000 a. C.

Alimento de base de las poblaciones de los oasis saharianos, la palmera será difundida por los bereberes y los árabes al sur del Sahara y por los fenicios y árabes por las costas mediterráneas.

Los romanos apreciaban los dátiles y los importaban de sus provincias del este del Mediterráneo.

En Asia, la difusión de la palmera datilera no llegó más allá de las orillas del río Indo. China conoció los dátiles hacia el 600 debido a las importaciones de Persia.

En la Edad Moderna los españoles introdujeron la planta en Argentina, México y California. La historia moderna del dátil en California, empieza sin embargo con las importaciones de plantas desde Egipto.

Dado que se trata de una planta tan importante, los términos para designarla son numerosos. En la Biblia se usa el nombre hebreo de tamar, que volvemos a encontrar en el árabe tamr y el portugués tâmara. El griego transformó, por etimología popular, el nombre semítico dakal o dakla en daktulos, que significa dedo. A su vez a la palmera la denominaban phoenix, probablemente porque para ellos era el árbol de los fenicios.

Los romanos adoptaron los términos griegos, aunque para el árbol usaban también el término palma. En latín, dactylus se especializó en el sentido de dátil y dió pie a casi todos los nombres europeos.

Tanto por su aspecto espectacular como por sus características biológicas y la multiplicidad de sus usos, desde la Alta Antigüedad se le atribuyó a la palmera datilera un estatus único. El Islam la tiene en alta consideración ya que, según la tradición, Mahoma habría dicho que se trata de un árbol bendecido y a la vez ancestro del hombre. También se considera que forma parte de las 7 especies de la Tierra prometida que Dios dió a los judíos. En el ámbito cristiano, es símbolo de bendición, santidad y resurrección.

USOS

Al igual que otras palmeras, esta especie se caracteriza por su multiplicidad de usos.

Los dátiles se pueden comer frescos, secos, cocidos, como jalea o confitura. También se elaboran con ellos cremas o pastas y jarabes, de hecho estos últimos constituyeron durante mucho tiempo una de las principales fuentes de azúcar en el mundo árabe y de Oriente Próximo. También se puede obtener azúcar a partir de la concentración del jarabe. Por fermentación, se obtiene el vino de dátiles y otras bebidas fermentadas.

Los dátiles secos, llamados también dátiles de pan o dátiles de camello, se usan enteros o molidos como harina y representan un alimento de base, de fácil transporte, para las poblaciones nómadas. Incluso la savia sirve para elaborar vino de palma y azúcar y las flores se pueden consumir como verdura cuando son frescas.

Por otra parte, tanto los troncos como las palmas tienen numerosos usos como materiales de construcción y de artesanía.

ECONOMÍA

Los principales países productores son Egipto, Irán y Arabia Saudita, a los cuales les siguen una larga lista en la que aparece España y en la que Estados Unidos es el único país exterior a la región tradicional de cultivo que tiene una producción comercial.

La mayoría de los dátiles se consumen internamente, solo un 9% de la producción mundial se destina a la exportación.