Buscar
  • TRES PLANTAS cocina macrobiótica

ARROZ INTEGRAL CON CALABAZA Y ESCAROLA

Actualizado: 20 may



Ingredientes

arroz redondo integral, calabaza potimarron y escarola rizada


Proporción

1 medida de arroz por 2 medidas de agua

ELABORACIÓN


Mide con una tacita, un vaso o un recipiente más grande, según tus necesidades.

Yo uso un vaso y me salen 3 raciones de arroz.

El arroz integral necesita bastante más tiempo de cocción que el blanco. Cocido en olla a presión, no solo te hace ganar tiempo sino que queda muy bien, pero si no tienes una el proceso es diferente.

Se necesita entonces más agua, entre 1/2 y 1 medida más de agua respecto a la proporción que indico y más de una hora de cocción a fuego bajo desde que hierve. Si tu cocina es de gas, un difusor de calor te ayudará para que el fondo no se pegue. Ponle a la olla una tapa que ajuste bien.

Volvamos a la olla a presión. Pon las 2 medidas de agua en la olla, la medida de arroz y la sal. Ten en cuenta que si sobra demasiado espacio vacío en la olla, el arroz no quedará bien, probablemente será demasiado seco o incluso se puede quemar el fondo. Puedes tapar la olla, pero no la cierres aún. Espera a que hierva, quítale la espuma y algunas pequeñas impurezas que puedan flotar. Después ya puedes cerrar y poner un difusor.

El tiempo de cocción empieza ahora: 45 minutos. Los 15 primeros minutos mantén el fuego medio alto para asegurarte de que la presión sube. Seguramente la válvula reguladora de presión silbe o suba antes de los 15 minutos, pero espera a que pasen los 15 minutos para disminuir el fuego. Pasados los 45 minutos apaga y deja que la presión baje. Las primeras veces que cocines al arroz así puede que no quede perfecto, pero en breve aprenderás a regular la intensidad del fuego.

Mientras se cuece el arroz, tienes tiempo para preparar las verduras. Lava bien la piel de la calabaza porque no hace falta pelarla, esta variedad tiene una piel que cuece con facilidad. Quita las semillas y también la pulpa fibrosa que las envuelve. Corta trozos grandes o pequeños, como prefieras. Si son muy grandes tardará más en cocer. Ponlas en una olla, agrega la sal y remueve bien con las manos, haciendo que la sal impregne bien la calabaza. Añade un poco de aceite, tapa la olla y deja que se cueza a fuego lento con su propio vapor, sin añadir agua, así el sabor se concentra. Remueve de vez en cuando y regula el fuego si es necesario. También en este caso, un difusor es de ayuda.

Esta variedad es muy sabrosa y de textura firme pero como siempre, si no la encuentras en tu zona o simplemente prefieres otra, adelante.

Ya solo te queda lavar, cortar y aliñar la escarola con un poco de sal y aceite. Para servir, simplemente pon en un plato una buena cantidad de arroz y acompáñalo de unos trozos de calabaza y un poco de escarola. Puedes mezclar el arroz con la calabaza o no. Y si te apetece, puedes agregar un chorrito de salsa de soja natural (tamari) sobre el arroz.

Solo te falta una sopa o crema de verduras y ya tienes el menú completo.

Mastica el arroz con tranquilidad y buen provecho.




ARTÍCULOS DIVULGATIVOS


Clica sobre el nombre de la planta para leer su artículo.

arroz calabaza potimarron escarola rizada