Buscar
  • TRES PLANTAS cocina macrobiótica

CREMA ÁCIDA DE ZANAHORIA

Actualizado: 24 may




Ingredientes

cebollas, zanahorias y pasta de ciruelas umeboshi


Proporción

2 medidas de zanahoria cruda cortada por 4 medidas de cebolla cruda cortada. Sal, pasta de umeboshi y agua al gusto.


ELABORACIÓN


1. Mide con una tacita, un vaso o un recipiente más grande, según tus necesidades. Yo mido con un vaso y me salen 2-3 raciones.


2. Lo más laborioso es la cocción de la cebolla ya que tienes que hacer un nituke (paso 3). Solo así conseguirás hacerla totalmente digerible y concentrar su sabor. De hecho, las 4 medidas de cebolla cruda se transforman en 1 al finalizar el nituke.


3. Corta las cebollas en trozos de un grosor máximo de medio cm. Prepara una sartén de fondo grueso con un poco de aceite. Cuando esté caliente, añade la cebolla y mantén el fuego a intensidad media-alta. Debes remover muy a menudo o sea que te recomiendo no alejarte de la sartén. Cuando la cebolla se ha reducido bastante y su color es dorado o marrón claro, es momento de agregar la sal, remover, repartir bien la cebolla para que cubra bien toda la sartén y tapar. Pon un difusor de calor y disminuye el fuego. Debe seguir cociendo así al menos el mismo tiempo que ha estado salteándose. Éste variará en función de la cantidad de cebolla, de la intensidad del fuego e incluso del tipo de sartén, pero piensa que no se trata de un salteado rápido.


4. Mientras la cebolla sigue cociendo, pon agua a hervir con un poco de sal. Ya sabes que es mejor tener que añadir más agua al final que obtener una crema demasiado diluida.


5. Lava y corta las zanahorias y cuécelas hasta que estén bien tiernas.


6. Cuando lo estén, añade la cebolla al cazo y tritura. Si es necesario agrega agua hasta conseguir la densidad deseada.


7. Si no has usado antes la pasta de umeboshi sé prudente, no pongas mucha de golpe. Vierte cucharadas pequeñas de una en una, mezcla o tritura de nuevo, prueba y repite la operación hasta conseguir el punto de acidez que te guste.



Las ciruelas umeboshi son una preparación tradicional japonesa a partir de esta fruta. En un proceso que dura de primavera a verano, éstas son secadas y conservadas en sal. Su color rojizo característico se debe a la hierba que suele acompañarlas, el shiso o perilla. Lo habitual es no consumirlas hasta después de un año. Se comercializan enteras o en pasta. Su sabor ácido y salado la convierten en un condimento ideal para multitud de salsas y aliños.


ARTÍCULOS DIVULGATIVOS


Clica sobre el nombre de la planta para leer su artículo.

cebolla zanahoria ciruelo