Buscar
  • TRES PLANTAS cocina macrobiótica

CREPES DE TRIGO SARRACENO CON BRÓCOLI

Actualizado: 29 mar




Ingredientes

harina de trigo sarraceno, brócoli y lechuga


Proporción

para la masa: 1 medida de harina por 1 medida y 1/2 de agua


ELABORACIÓN


1. Mide con una tacita, un vaso o un recipiente más grande, según tus necesidades. Yo uso un vaso y así me salen una docena de crepes, pero esa cifra puede variar mucho en función del tamaño y grosor que te guste para tus crepes.


2. En un bol o recipiente amplio mezcla la harina, el agua (fría o tibia, no caliente) y la sal. Bate bien con un tenedor o mejor aún con unas varillas manuales hasta asegurarte de que no quedan grumos.


3. Si es posible, deja que la masa repose al menos media hora.


4. Lava y corta el brócoli. Puedes hervirlo, cocerlo al vapor o saltearlo. En este último caso te recomiendo que lo cortes a láminas, para que la cocción sea más uniforme y rápida.


5. Lava unas hojas de lechuga de la variedad que prefieras. La idea es conseguir un contraste de texturas entre el brócoli blandito y la lechuga crujiente, así que puedes tener en cuenta eso a la hora de elegirla.


6. Si no tienes práctica haciendo crepes, es mejor que empieces a hacerlas cuando ya tengas toda la verdura lista. Si no has salteado el brócoli, sino que lo has hervido o cocido al vapor, puedes intensificar su sabor pasándolo unos minutos por la sartén con un poco de aceite. Sea cual sea la cocción, un poco de tamari (salsa de soja) al final queda muy bien.


7. Prepara los utensilios: la crepera, un cucharón para verter la masa, un pincel de silicona y un bastón y una espátula para crepes. Si no tienes...

  • Crepera - Usa una sartén, preferiblemente de fondo un poco grueso para distribuir mejor el calor de la llama.

  • Pincel - Corta media zanahoria gruesa a lo ancho y luego por la mitad. Pínchala con un tenedor por su parte redondeada. Con la parte lisa puedes esparcir el aceite.

  • Espátula para crepes - Usa una de uso común.

  • Bastón para crepes – Usa otra espátula o la base del cucharón para esparcir la masa.


8. Calienta la crepera y cuando lo esté reparte bien el aceite en su superficie.


9. No dejes que el aceite se queme. Rápidamente, con la ayuda del cucharón, vierte un poco de masa en la crepera y extiéndela con el bastón. Gradúa el fuego a conveniencia.


10. Cuando los bordes de la crepe se separen de la crepera, pasa la espátula por debajo de toda la crepe y gírala. Deja que cueza la otra cara.


11. Si han quedado restos de masa en la espátula, límpiala con papel o un trapo, de lo contrario se puede estropear la crepe cuando la vuelvas a usar.


12. Repite la operación hasta acabar la masa. Ve dejando todas las crepes una encima de otra para que mantengan el calor y no se sequen.


13. Puedes preparar varias crepes con una hoja de lechuga encima y un poco de brócoli y enrollarlas o irlas preparando una a una en la mesa a medida que se vayan comiendo. Igualmente, quizá prefieras chafar un poco el brócoli con un tenedor antes de rellenar la crepe.



Con un caldo o sopa o crema de verduras, estas crepes pueden servirse como segundo plato. Tal cual o acompañadas de otras verduras crudas o cocidas. Incluso puedes reservarte alguna para el postre. Rellena de compota de manzana está muy rica.

Hoy he elegido rellenar las crepes con brócoli. Me gusta su sabor intenso y su textura tierna, pero ya sabes, el mundo de las verduras es casi infinito, así que te reto a crear tu propio catálogo de crepes.



ARTÍCULOS DIVULGATIVOS


Clica sobre el nombre de la planta para leer su artículo.

trigo sarraceno brócoli lechuga