Buscar
  • TRES PLANTAS cocina macrobiótica

ENDIVIAS CON SALSA TAHIN-UMEBOSHI




Ingredientes

endivias, tahin y pasta de umeboshi


Proporción

para la salsa: 1 medida de tahin, 1 medida de pasta de umeboshi y 3 medidas de agua



ELABORACIÓN



1. Lava las endivias y córtalas en cuartos a lo largo.


2. Cuécelas al vapor hasta que queden muy tiernas.


3. En un vaso, pon el tahin y el agua tibia (o mejor aún caliente).


4. Con unos palillos o un tenedor remueve hasta que la mezcla sea homogénea.


5. Incorpora la pasta umeboshi. Remueve de nuevo.


6. Coloca las endivias, previamente escurridas, en un plato y vierte la salsa por encima.



Puedes comer las endivias calientes o, si ya hace calor y te apetece, a temperatura ambiente.


No conozco a nadie a quien no le encante esta salsa y tampoco me imagino ninguna verdura con la que no combine bien.


Hazla a tu gusto: más o menos espesa o cambia un poco las proporciones de tahin y umeboshi.


Te aconsejo que en general aligeres el tahin con un poco de agua. Se trata de un condimento graso saludable, pero bastante concentrado.


Si es para untar, una proporción de 1 de tahin por 1 de agua puede estar bien. De todos modos, esto puede variar según la marca y la temperatura del agua. Verás que cuando la mezcla se enfría es más densa que caliente.


El tahin se conserva durante muchos meses sin necesidad de refrigeración. Por el contrario, cuando le incorporamos agua, debe ser consumido el mismo día.


Y recuerda, con una sopa y algún cereal, ya tienes el menú completo.




ARTÍCULOS DIVULGATIVOS


Clica sobre el nombre de la planta para leer su artículo.

endivia sésamo ciruelo