Buscar
  • TRES PLANTAS cocina macrobiótica

FLAUTAS DE MANZANA Y AVELLANAS




Ingredientes

harina de trigo integral, manzanas y avellanas


Proporción

1 y 1/4 medida de harina, 1/4 medida de agua y 1/4 de aceite vegetal


ELABORACIÓN


Mide con un vaso o un recipiente más grande, según tus necesidades.

Yo uso un vaso y me salen 6 flautas de algo más de 20 cm.


En un bol grande vierte la harina y añade un poco de sal marina sin refinar. Si te parece que está un poco apelmazada, puedes tamizarla con un colador. Mide la cantidad de agua y caliéntala hasta que esté tibia. Añade el aceite y viértelo todo poco a poco en el bol con la harina mientras vas mezclando. Amasa hasta conseguir homogeneidad. Dependiendo del tipo de harina y de otros factores quizá tengas que ajustar las proporciones que yo te propongo.


Deja reposar la masa al menos 30 minutos antes de empezar a trabajar con ella. Mientras, prepara el relleno.


Por una parte están las manzanas, si tienes compota casera ya embotada o manzana cocida, adelantarás mucho tiempo. Sinó, cuécelas ahora. Corta las manzanas en trozos pequeños, así cocerán antes. En una sartén o cazo, sin añadir agua, a fuego lento y tapadas quedan muy dulces ya que su sabor se concentra. Comprueba de vez en cuando que no se secan demasiado, remueve y ajusta la intensidad del fuego si es necesario. Una vez cocidas, pásalas a un colador para que vayan perdiendo el exceso de agua.


Por otro lado, tienes las avellanas. A mí me gusta tostarlas previamente para realzar el sabor y conseguir una textura más crujiente. En un cazo o sartén, a fuego medio, remuévelas con frecuencia hasta que el olor y el color te indiquen que ya están tostadas. Si tenían piel, verás que ahora se quita muy fácilmente.


A continuación prepara la mesa de trabajo espolvoreando harina y extiende la masa con un rodillo. Intenta hacerlo formando un rectángulo. Yo intento que mi rectángulo sea de 20-22 cm de ancho por 36-38 cm de altura, así me salen directamente 6 piezas. Corta los bordes irregulares si es necesario y divide el rectángulo en tiras de unos 6 cm x 20 cm. Puedes hacer las flautas tan largas como quieras, pero respecto a su anchura, te recomiendo que no te alejes mucho de esos 6 cm, ya que luego al cerrar la flauta, podría quedarte demasiado ancha o tan estrecha que no la puedas rellenar.


A lo largo de estas tiras y en el centro extiende la manzana que previamente has aplastado con un tenedor. Deja los márgenes vacíos, tanto en las puntas como en los dos bordes, del tamaño de un dedo gordo. Por encima de la manzana pon algunas avellanas, separadas entre sí por unos 2-3 cm. A mi me caben 5 avellanas. Ahora solo queda ir uniendo los bordes por donde no hay avellanas y cerrar las puntas. Es decir, deja que la avellana quede bien recogida por la masa pero a la vista, y cierra bien la tira allí donde solo hay manzana.


Por último, pincela con aceite una bandeja de horno, deposita en ella las flautas y ya puedes hornear. Con el horno precalentado, como máximo deberían estar listas en 30 minutos. De todos modos, como el tiempo de cocción depende de muchos factores como la humedad y el grosor de la masa, lo mejor es que vayas vigilando las flautas y encuentres tú el tiempo de cocción adecuado. Si tu horno tiene la opción arriba-abajo, úsala, sinó la base tiende a tostarse demasiado.


Por cierto, no es imprescindible comerse todas las flautas el mismo día. En un recipiente que cierre bien se conservan perfectamente dos o tres días.

ARTÍCULOS DIVULGATIVOS


Clica sobre el nombre de la planta para leer su artículo.

trigo común manzano avellano