top of page
Buscar
  • TRES PLANTAS cocina macrobiótica

PENCAS DE ACELGA EN HARINA DE GARBANZO




Ingredientes

harina de garbanzo, cebolla y pencas de acelga


Proporción

1 medida de pencas de acelga cortadas en bastoncitos, ¼ de cebolla cortada a lo largo y 1/6 de harina de garbanzo



ELABORACIÓN


Mide con un recipiente según tus necesidades. Yo uso un bol de sopa. Es difícil decir cuántas raciones salen. Quizá 3 teniendo en cuenta que la idea de esta preparación es añadir un toque crujiente y con aire de fritura al resto del plato de cereale y verdura.


Las acelgas que compro donde vivo tienen unas pencas muy anchas, así que tanto los tiempos de cocción, como de conservación de las dos partes es muy diferente. El mismo día o al siguiente, separo y cuezo las hojas. Las pencas permiten esperar algunos días.


Si sois muchos en casa, os las podéis comer todas de una sola vez. Eso sí, si la penca es muy gruesa, te recomiendo ponerla a cocer unos minutos antes que las hojas.

1. Lava y corta las pencas de las acelgas. Hiérvelas en agua con sal.


2. Corta la cebolla a lo largo.


3. Una vez estén hervidas las pencas, cuélalas y deja que pierdan el exceso de agua durante unos minutos.


4. Enciende el horno a 180º y prepara una bandeja de horno. Úntala de aceite.


5. En un bol, mezcla las pencas, la cebolla, un poco de sal y la harina tamizada. Deja que ésta cubra bien las verduras y que se adhiera a ellas gracias a que aún están un poco húmedas.


6. Reparte la verdura sobre la bandeja y deja que cueza unos 30 minutos o hasta que esté dorada y un poco crujiente.



ARTÍCULOS DIVULGATIVOS


Clica sobre el nombre de la planta para leer su artículo.

acelga cebolla garbanzo


MÁS RECETAS con estas plantas aquí.


bottom of page