Buscar
  • TRES PLANTAS cocina macrobiótica

SOPA DE CEBADA Y VERDURAS




Ingredientes

cebada, cebolla y zanahorias


Proporción

para la cocción de la cebada: 1 medida de cebada por 12 medidas de agua

para la verdura: 7 medidas de cebolla cruda por 3 medidas de zanahoria cruda


ELABORACIÓN



1. Mide con una tacita, un vaso o un recipiente más grande, según tus necesidades. Yo mido con un vaso pequeño y me salen 4-5 raciones.


2. La noche antes pon la cebada en remojo en 3 partes de agua, sin sal.


3. Al dia siguiente, debes empezar por lo más laborioso: la cocción de la cebolla. Si has leído otras recetas del blog en las que usaba cebolla, ya te habrás imaginado que tienes que hacer un nituke (paso 4). Solo así conseguirás que sea totalmente digerible y concentrar su sabor. De hecho, ya verás que quedará reducida a menos de un tercio de su volumen una vez finalizado el nituke.


4. Corta las cebollas en trozos de un grosor máximo de medio cm. Prepara una sartén de fondo grueso con un poco de aceite. Cuando esté caliente, añade la cebolla y mantén el fuego a intensidad media-alta. Debes remover muy a menudo o sea que te recomiendo no alejarte de la sartén. Cuando la cebolla se ha reducido bastante y su color es dorado o marrón claro, es el momento de agregar la sal. Reparte bien la cebolla para que cubra bien toda la sartén y tapa. Pon un difusor de calor y disminuye el fuego. Debe seguir cociendo así al menos el mismo tiempo que ha estado salteándose. Éste variará en función de la cantidad de cebolla, de la intensidad del fuego e incluso del tipo de sartén, pero piensa que no se trata de un salteado rápido.


5. Cuando la cebolla ya lleve unos 10 minutos cociendo con la tapa, pon agua con sal a hervir. Tienes dos opciones: cocer en olla normal o en olla exprés. En el primer caso, la cocción durará 1h30 y el resultado será una sopa espesa. En el segundo, con 45 min será suficiente, aunque se puede llegar a los 50-55 min, y la sopa será algo más caldosa.



6. Mientras, lava y corta la zanahoria. Al tratarse de una cocción larga, puedes hacer trozos bastante grandes, quedarán bien cocidos.


7. Cuando el agua hierva, añade la cebada. Cuando retome la ebullición, quita la espuma que aparezca. Después, ya puedes incorporar la cebolla y la zanahoria cruda. Aunque el nituke de cebolla quizá no se haya completado, acabará de cocer en la olla. Para tapar, espera a que vuelva a hervir el conjunto. Si usas olla exprés, asegúrate de que la presión sube.


8. Antes de servir, añade sal o incluso agua si te parece que quieres aligerar la sopa.


9. Una vez la sal se haya disuelto bien, prueba de nuevo la sopa y si te apetece puedes añadir un poco de tamari (salsa de soja natural).


Verás que debido al sabor característico del nituke de cebolla y de la zanahoria muy bien cocida, la sopa es más bien dulce. De hecho, a mi me recordaba las salsas de verduras con una pizca de chocolate que se hacían en mi casa cuando yo era pequeña.


La combinación y proporción de verduras que he usado es tan solo una propuesta, seguro que consigues hacer diferentes versiones deliciosas a partir de ella.


He usado la cebada mondada o pelada, que es aquella a la que solo se le ha quitado la cáscara. Sin embargo, en los comercios es frecuente encontrar también la cebada perlada, que ya no nos ofrece el cereal completo, sino que está pulida y refinada . Ésta cuece con más rapidez y por eso algunas personas la prefieren, pero hay que tener en cuenta que entonces el cereal carece de una parte importante de sus nutrientes.





ARTÍCULOS DIVULGATIVOS


Clica sobre el nombre de la planta para leer su artículo.

cebada cebolla zanahoria