Buscar
  • TRES PLANTAS cocina macrobiótica

SOPA DE GARBANZOS, PUERRO Y APIO




Ingredientes

garbanzos, puerro (la parte verde) y apio


Proporción

para el remojo de los garbanzos: 2 medidas de agua por 1 de garbanzos

para cocerlos: al menos 3 medidas de agua por 1 de garbanzos en seco



ELABORACIÓN


1. La noche antes pon los garbanzos en remojo. Con un vaso de garbanzos en seco suelen salir tres raciones.


2. Al día siguiente, tira el agua de remojo y pon las 3 medidas de agua a hervir en una olla a presión. Aún no pongas la sal, para no endurecerlos. Cuando el agua hierva, vierte los garbanzos. Si los pones con el agua fría podrían tardar más en cocer.


3. No cierres la olla hasta que no se retome la ebullición. Retira la espuma que vaya apareciendo. Luego ya puedes cerrarla y empezar a contar el tiempo. Éste variará mucho dependiendo del tipo de garbanzos y del agua. Una hora de cocción en olla a presión suele estar bien, sobre todo en este caso, ya que luego se añade la verdura y se deja que cueza entre 15 y 30 minutos más, según el punto en el que estén los garbanzos.


4. Mientras, lava y corta la parte verde del puerro en trozos pequeños. Reserva la blanca para otras preparaciones. Ésta puede yanguizarse (saltearse durante un largo tiempo) o no. La parte verde, sin embargo, sí lo requiere.


5. Pon una sartén en el fuego. Cuando esté caliente vierte un poco de aceite, espera a que coja temperatura y añade los puerros. Saltea a fuego vivo hasta que se ablanden, disminuyan de volumen y su olor cambie.


6. Incorpora la sal, mezcla bien, tapa la sartén, baja el fuego y, si dispones de él, usa el difusor de calor. Deja que cuezan hasta que estén bien tiernos.


7. Lava y corta el apio.


8. Pasada la hora, apaga el fuego y deja que pierda presión. Luego, ábrela, comprueba si ya están cocidos los garbanzos (o casi) y añade la verdura y la sal. Tapa y deja que vuelva a subir la presión. Cuece unos minutos más, según consideres.


9. Cuando ya se pueda volver a abrir la olla, rectifica de sal o agua y si te apetece, tritura un poco la sopa, sin convertirla en crema, tan solo para darle más densidad al caldo. También puedes agregar un poco de tamari (salsa de soja).


Verás que si todos los ingredientes están bien cocidos y le das el punto correcto de sal, esta sopa es deliciosa y perfecta para días fresquitos. Si no dispones de olla a presión, tardarás más pero estará igual de rica.




ARTÍCULOS DIVULGATIVOS


Clica sobre el nombre de la planta para leer su artículo.

garbanzo puerro apio