Buscar
  • TRES PLANTAS cocina macrobiótica

TRÍO AL VAPOR: ENDIVIAS, HINOJO Y RAÍZ DE APIO

Actualizado: 24 may




Ingredientes

endivias, hinojo de Florencia y raíz de apio


Proporción

al gusto


ELABORACIÓN


Algunas verduras son tan habituales en nuestra cocina y adoptan formas tan diferentes en nuestro plato que a menudo nos limitamos a ellas. Sin embargo, el mundo de los vegetales comestibles es amplísimo incluso sin tener que recurrir a los de orígenes exóticos.


El trío de hoy es una muestra. Se trata de verduras que se cultivan en Europa pero que no todos conocemos o usamos. O si lo hacemos, solemos prepararlas de una sola manera. Por ejemplo, tanto las endivias como la raíz de apio en muchos países se conciben únicamente como ingredientes para ensaladas.

La receta de hoy no puede ser más simple en su elaboración, pero verás lo sabrosa que es y el contraste tan agradable que se da entre unas y otras.


1. Las cestas vaporeras plegables son muy cómodas ya que se adaptan a diferentes tamaños de recipientes y una vez usadas ocupan muy poco espacio, pero existen diferentes opciones en el mercado. Si no dispones en casa de ninguna de ellas, posiblemente tengas un colador de acero inoxidable que te sirva.


2. Pon agua a hervir en una olla, introduce la cesta y comprueba que el agua no tocará las verduras.


3. Mientras, lava las endivias y los hinojos y quítales la base oxidada.


4. A lo largo, corta en cuartos o cada mitad en tercios, según el tamaño de la verdura.


5. Coloca los trozos en la cesta. Si es posible no la mezcles, así podrás sacar la verdura que cueza antes, en caso de que no lo hagan en los mismos tiempos. En principio la raíz de apio cuece primero, seguida por el hinojo y finalmente la endivia, pero eso puede variar en función del tamaño de los trozos e incluso de la variedad de la verdura en sí.


6. No hace falta que laves la raíz de apio, a menos que tenga tierra, ya que hay que pelarla. Su piel es gruesa y fibrosa, así que fíjate bien para que no queden restos que luego te encontrarías al masticar. Corta en trozos grandes, alargados o cuadrados, para que su cocción se parezca más a la de las otras dos verduras.


7. Una vez esté toda la verdura cocida, ponla en un recipiente para servir y alíñala con sal o tamari y aceite.



La cocción al vapor es muy cómoda para cocer trozos grandes de verdura que además no quieres que se desmonten, como podría ser el caso de la endivia y el hinojo si los hirviéramos. De todos modos, quizá prefieras usar otras cocciones. Si las hierves, tanto el hinojo como la raíz de apio dan caldos de muy buen sabor. Y si las cueces en su propia agua, a modo de estofado, el sabor se concentra aún más. Debes entonces usar un fuego de poca intensidad y un recipiente con fondo grueso bien tapado. En este caso, debes aliñarlas previamente con sal y aceite.



ARTÍCULOS DIVULGATIVOS


Clica sobre el nombre de la planta para leer su artículo.

endivia hinojo apio