Buscar
  • TRES PLANTAS cocina macrobiótica

TRÍO DE FRUTAS EN COCCIÓN ANGÉLICA




Ingredientes

albaricoques, manzanas y pasas


Proporción

al gusto



ELABORACIÓN


Me gusta tener algunos ingredientes cocidos y en botes al vacío. En realidad se trata de lo que en cocina macrobiótica se denomina cocción angélica, término acuñado por René Lévy, fundador de Cuisine et Santé.


Esta técnica de cocina parte del embotado al baño maría, pero va más allá. La novedad que introdujo Lévy es que los ingredientes cuecen directamente dentro del bote.


Si aún no conoces esta cocción, es posible que te surjan algunas preguntas.


¿Qué más puedo conservar de este modo?

Es muy práctico tener azukis, garbanzos, cebolla previamente salteada, y sobre todo, arroz integral. No tan básico, pero también interesante es hacer botes de manzanas, mijo, sarraceno, verduras de raíz o pasas hidratadas. En realidad las posibilidades son numerosísimas.



¿Para qué sirve la cocción angélica?

  • Para tener arroz o legumbre casi listos para comer cuando tienes prisa.

  • Para poder ofrecerle un menú la mar de completo y rápidamente a una visita inesperada.

  • Para conservar productos de temporada en tu despensa. Como ahora, época de albaricoques.

  • Para llevarte algunos botes de viaje o si vas a un lugar en el que no puedas cocinar mucho.

  • Para agilizar la cocina de cada día en casa.


¿Cuánto tiempo se mantienen en buen estado?

Eso depende del producto. El arroz y las manzanas se conservan muchos meses. Más de un año si lo guardas en un lugar fresco sin grandes cambios de temperatura. La legumbre y las verduras son algo más frágiles. De todos modos, es muy fácil ver si un bote aún está en buen estado. Al abrirlo, la entrada de aire debe hacer ruido.


¿Siempre es igual el procedimiento?

No. Los tiempos y el proceso de cocción varía según el ingrediente. Resumiendo, podemos distinguir entre cocciones largas a las que hay que añadir agua (por ejemplo, de 2h el arroz o de 3h los garbanzos) y cocciones cortas que no la necesitan (30 min en el caso de frutas frescas o verduras salteadas).


¿Qué botes puedo usar?

Sirve cualquier bote de vidrio con tapa de rosca como los que usan los comercios para vender salsas o legumbres cocidas. Asegúrate que la tapa no esté dañada.

Otra opción es la de unos botes especialmente adecuados. Son los de Le Parfait, aunque en general solo se encuentran online a un precio un poco elevado (excepto en Francia, allí es frecuente verlos en los hipermercados).


Si quieres más información sobre estos botes, sobre cómo abrirlos para poder reutilizar las cápsulas o sobre la cocción angélica en general, ya sabes que puedes escribirme.



Dicho todo esto, vamos a ver cómo se prepara el trío de hoy.


1. Lava y corta manzanas y albaricoques. Puedes pelarlos o no, como quieras.


2. Llena varios botes mezclando las dos frutas y añade algunas pasas.


3. Siempre hay que dejar espacio sin rellenar para que se pueda crear el vacío, al menos un dedo por debajo de la boca del bote. Sin embargo, en este caso, ya hay espacio entre los trozos de fruta, así que puedes llenar al máximo.


4. Cierra los botes con su tapa.


5. Elige una olla bien grande, para que en una misma cocción te quepan muchos botes, y pon un par de trapos en el fondo, para protegerlos de eventuales golpes.


6. Mete los botes en la olla y añade un peso encima de ellos para que no floten al añadir el agua.


7. Pon la olla encima de un fuego y llénala de agua a temperatura ambiente hasta que cubra completamente todos los botes. Enciende el fuego.


8. El tiempo de cocción empieza a contar desde que la olla hierve.


9. Pasados los 30 minutos, apaga el fuego. No saques los botes hasta que el agua no se haya enfriado, de lo contrario, podrías evitar que se produzca el vacío.



En esta preparación las pasas se hidratan con el agua de las otras frutas. Si solo hubiera pasas debes añadirla tú.


Este trío sirve directamente como delicioso postre o para usar en algunas preparaciones dulces más elaboradas en las que necesites fruta cocida. Verás que ésta, al cocer en su propia agua y dentro del bote, queda muy tierna y su sabor y olor muy concentrados.




ARTÍCULOS DIVULGATIVOS


Clica sobre el nombre de la planta para leer su artículo.

albaricoquero manzano vid