Buscar
  • TRES PLANTAS cocina macrobiótica

SALSA DE RESTOS




Ingredientes

tamari (salsa de soja natural), pasta de umeboshi* y una verdura


Proporción

a ojo y al gusto



ELABORACIÓN


Si ya me conoces un poco, habrás visto que las recetas que propongo son más bien ideas y consejos para que desarrolles tu propia cocina macrobiótica.


La salsa que te voy a explicar es el colmo de este concepto. De las tres plantas solo concreto dos, la tercera la eliges tú. De hecho, digo verdura en singular porque es la consigna del blog, recetas hechas con tres plantas, pero puedes usar más de una verdura, por supuesto.



1. En un recipiente adecuado para usar una batidora, pon los restos de alguna verdura cocida que te haya sobrado de la comida anterior.


2. Añade tamari y pasta de umeboshi. Si no acostumbras a usar estos dos condimentos, sé prudente y ve añadiendo progresivamente. Ambos son productos muy concentrados.


3. Tritura y prueba. Seguramente también tendrás que incorporar un poco de agua, una pizca de sal y algo de aceite.


4. Sigue jugando, probando, añadiendo y triturando hasta que consigas una salsa deliciosa.



No se me ocurre ninguna verdura que no sirva para esta salsa. La cebolla yanguizada, la zanahoria o el brócoli tienen el éxito asegurado, pero yo la hago con muchas otras verduras y a veces el resultado es sorprendente.


Una vez tengas la salsa lista, puedes usarla para animar un plato de pasta, para darle un toque diferente a alguna verdura o para añadir sabor y humedad a algunas bolitas o hamburguesas de cereal, etc.


Así pues, si te sobra un poquito de verdura, tan poca que parece que no se puede hacer nada con ella, ¡no la tires! No desaproveches la ocasión de disfrutar de una salsa única.



* Si no sabes lo que es la pasta umeboshi…


Las ciruelas umeboshi son una preparación tradicional japonesa a partir de esta fruta. En un proceso que dura de primavera a verano, éstas son secadas y conservadas en sal. Su color rojizo característico se debe a la hierba que suele acompañarlas, el shiso o perilla. Lo habitual es no consumirlas hasta después de un año. Se comercializan enteras o en pasta. Su sabor ácido y salado la convierten en un condimento ideal para multitud de salsas y aliños.




ARTÍCULOS DIVULGATIVOS


Clica sobre el nombre de la planta para leer su artículo.

soja ciruelo


MÁS RECETAS con estas plantas aquí.