Buscar
  • TRES PLANTAS cocina macrobiótica

CROQUETAS DE MIJO, LECHUGA Y CEBOLLA




Ingredientes

mijo, cebolla y lechuga


Proporción

para cocer el mijo: 1 medida de mijo por 2 y 1/2 de agua


ELABORACIÓN


Mide con una tacita, un vaso o un recipiente más grande, según tus necesidades.

Yo uso 1 tacita, pero multiplico por 2, es decir, pongo 2 tacitas de mijo por 5 de agua, para obtener 2 buenas raciones de croquetas.


Lo que te va a llevar más tiempo es la cebolla. Como explico en la receta de albóndigas de trigo sarraceno con coles de Bruselas y salsa de cebolla (te recomiendo que leas las indicaciones que doy allí), hacer un nituke de cebolla no es tarea de 10 minutos, así que si no tienes cebolla bien salteada ya preparada, debes empezar por ahí, ya que tanto la cocción del mijo como el salteado de la lechuga son muy rápidos.


Para esta ocasión, corta la cebolla en trozos bastante pequeños, para que luego se mezclen bien con el mijo.


Una vez lista la cebolla, pon el agua a hervir y añade sal. Cuando arranque el hervor, vierte el mijo. Si al hacerlo se enfría un poco el agua, espera a que vuelva a hervir. Verás que sale un poco de espuma, quítala con una espumadera. Si tu cocina es de gas, un difusor de calor te ayudará para que el fondo no se pegue. Ponle una buena tapa a la olla. Disminuye la potencia y empieza a contar el tiempo.


A menos que cuezas mucha cantidad o que el fuego esté excesivamente bajo, en 20 minutos debería estar cocido y sin agua sobrante. Deja que repose y se enfríe un poco mientras preparas la lechuga.


Ya sabes que las recetas que comparto son sobre todo ideas para que experimentes por tu cuenta. El hecho de usar cebolla y lechuga, es solo una de las casi infinitas opciones posibles, pero me apetecía explicarte una manera de aprovechar la lechuga cuando hemos hecho una ensalada y nos sobran algunas hojas que han quedado reblandecidas por el aliño.


Se trata simplemente de cortarlas en trozos pequeñitos, casi como si fuera perejil, y saltearlas hasta que queden cocidas. No hace falta que añadas aceite, el del aliño es suficiente. Verás que se reducen mucho y que su sabor es algo amargo, pero combina perfectamente con cereales y otras verduras.


A continuación, vienen los trabajos manuales. En la misma olla en la que has cocido el mijo, sepáralo con un tenedor para que deje de ser como un bloque. Luego, viértelo en un bol o recipiente amplio y mézclalo con la cebolla y la lechuga. La cantidad es al gusto, pero si hay demasiada verdura, será muy difícil conseguir que las croquetas sean compactas y no se rompan. Añade aceite y, aunque el mijo y las verduras ya llevan sal, añade un poco más o de salsa de soja (tamari) para realzar el sabor.


Una vez mezclados los ingredientes, prepara un bol con agua. El mijo, así como el arroz, permite hacer croquetas, bolitas o hamburguesas muy fácilmente, sin necesidad de añadir ninguna harina. Lo único a tener en cuenta es que para que los granos de mijo no se te peguen a las manos, debes mojarlas. No es cuestión de mucha cantidad, lo cual humedecería en exceso el cereal, sino de frecuencia. Haz el tamaño de croquetas que más te apetezca y recuerda que lo importante es que presiones bien para que queden bien compactas y no se rompan luego al manipularlas.


Ahora tienes tres posibilidades: freírlas en la sartén poco a poco con un poco de aceite y girándolas con frecuencia, freírlas con mucho aceite como si fueran buñuelos o en el horno. A mí me resulta muy cómoda esta última opción, ya que requiere menos vigilancia y aceite que las otras dos, pero te animo a que las pruebes todas.


Si eliges el horno, ponlas en una bandeja previamente aceitada. Como todos los ingredientes ya están cocidos, una vez estén calientes busca la textura que desees. Puedes dejarlas simplemente doradas o, si las mantienes más tiempo en el horno, conseguir que su exterior se tueste.


Con una sopa o crema y algunas verduras de acompañamiento ya tienes menú completo. Y si sobran algunas, verás que son un tentempié de lo más apetecible.


ARTÍCULOS DIVULGATIVOS


Clica sobre el nombre de la planta para leer su artículo.

mijo lechuga cebolla