Buscar
  • TRES PLANTAS cocina macrobiótica

BATIDO DE AZUKIS




Ingredientes

azukis, manzana y dátiles


Proporción

2 medidas de azukis, 1 medida de manzana y 1 medida de dátiles


ELABORACIÓN


Si has leído más recetas de este blog, quizá habrás intuido que me encanta transformar los restos de comida en algo nuevo. Comérselos tal cual es una opción, pero me parece más divertido, creativo y placentero elaborar con ellos algo diferente. De hecho, a veces, cocino expresamente un poco de más. Así ya adelanto parte del menú de la noche o del día siguiente.


Cuando me sobran azukis hay varias posibilidades, pero las más dulces suelen triunfar. Si deseas probar esta receta y no tienes azukis cocidos, te explico cómo hacerlo. Ten en cuenta que entonces deberás empezar a preparar la receta unas dos o tres horas antes de servir el postre, ya que es el tiempo necesario para que cuezan y se enfríen. Bueno, eso si prefieres que el batido esté más bien frío, pero quizá te apetezca caliente.


1. Lo más práctico es cocerlos en olla exprés. Pon 3 medidas de agua y 1 de azukis. Llévala a ebullición y entonces tapa la olla. Gradúa el fuego para que la presión suba. En una hora deberían estar cocidos. Si no es así, haz que cuezan un ratito más. No es imprescindible ponerlos en remojo la noche antes, aunque si lo haces quedarán tiernos más rápidamente. Es mejor añadir la sal una vez cocidos.


2. El siguiente paso (o el primero si ya tenías los azukis cocidos) es poner los dátiles a hidratar. Ponlos en un vaso o bol y cúbrelos con agua hirviendo.


3. Lava y corta las manzanas en trozos más bien pequeños. Puedes pelarlas o no. Ponlas en una sartén o cazo, añade un poco de sal, tapa y deja que cuezan a fuego lento. No añadas agua, así su sabor se concentra más. Las medidas que doy son en crudo, verás que al final de la cocción se habrán reducido bastante.


4. Remueve de vez en cuando y comprueba que no se queman o pegan a la sartén. Si fuera así, disminuye aún más el fuego o incluso añade un difusor de calor.


5. Cuando tengas todos los ingredientes listos, no queda más que triturar. Te aconsejo que no añadas toda el agua de cocción de los azukis en el recipiente en el que vas a triturar. De lo contrario, quizá el batido quede demasiado líquido. Hazlo progresivamente y así podrás conseguir la densidad que a ti te guste.


Si nunca has probado los azukis en una receta dulce, verás que su sabor liga muy bien con la intensidad de frutas como la manzana o el dátil.




ARTÍCULOS DIVULGATIVOS


Clica sobre el nombre de la planta para leer su artículo.

azuki manzano palmera datilera